Inicio cáceres Directivos de grandes proyectos industriales ensalzan las condiciones que ofrece Extremadura para...

Directivos de grandes proyectos industriales ensalzan las condiciones que ofrece Extremadura para su desarrollo

El acceso a energía renovable, suelo industrial barato y posibilidad de ayudas públicas, principales motivos para su apuesta por la región

CÁCERES, 24 (EUROPA PRESS)

Directivos de las empresas promotoras del ecopolígono industrial CCGreen en Cáceres, de la fábrica de diamantes sintéticos de Trujillo y de la gigafactoría de Navalmoral de la Mata, han coincidido en señalar que el acceso a suelo industrial y energía renovable baratos y la posibilidad de conseguir financiación de diferentes administraciones públicas han sido los motivos principales que hicieron que apostaran por Extremadura para poner en marcha estas industrias en la región.

Entre los tres proyectos supondrían una inversión inicial de 2.500 millones de euros y la creación de 2.750 puestos de trabajo en la provincia de Cáceres, según han asegurado el director ejecutivo de Ingenostrum, empresa que impulsa el CCGreen, Santiago Rodríguez; el director general de Benbros Energy, que promueve la fábrica de diamantes en Trujillo, Francisco Ruiz, y el presidente de Envisión, socio promotor de la gigafactoria en Navalmoral de la Mata, José Domínguez.

Los tres han participado esta tarde, junto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una mesa redonda dentro de la segunda edición del programa ‘Proyectos que revolucionan Extremadura’, impulsado por la Fundación Caja de Extremadura, una iniciativa que pretende dar visibilidad y generar debate en torno a los nuevos proyectos que están surgiendo en la región, según ha explicado la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura, Pilar García Ceballos-Zúñiga.

En el Centro de Cirugía de Mínima Invasión (CCMI) de Cáceres, el presidente de Envision, promotor de la gigafactoria en Navalmoral de la Mata, José Domínguez, ha señalado que el proyecto “sigue adelante” a la espera de que se resuelvan los incentivos regionales, y ha estimado que se podría optar a una subvención de unos 115 millones de euros, pero “la construcción no comenzará hasta que esté avalada esta vía de financiación”.

El proyecto, que crearía en una primera fase 1.000 puestos de trabajo y supondrá una inversión de 1.000 millones de euros, optará a la segunda convocatoria del Perte del vehículo eléctrico una vez se quedó fuera de la primera porque “llegó cuando el proceso ya estaba iniciado”, ha reconocido Domínguez, que confía en que sí conseguirá financiación por esta vía en el segundo Perte.

“Llevamos trabajando mucho en este proyecto que va hacia adelante mientras se resuelven cuestiones medioambientales, urbanísticas y de financiación”, ha incidido el directivo de Envision, que ha añadido que si no consiguen los 115 millones de los incentivos regionales “será muy difícil competir con los demás proyectos” del mismo sector de las baterías para vehículos eléctricos.

Así, Domínguez ha avanzado que la construcción de la gigafactoría en Navalmoral de la Mata no comenzará hasta que haya “una posibilidad real de obtener financiación de los incentivos regionales”. “Hasta entonces, no podemos hacer más que los trabajos preparativos y no podemos estar construyendo porque todavía no tenemos todos la financiación”, ha sentenciado.

PROYECTO MÁS ADELANTADO

Otro de los proyectos que va más adelantado es el de la fábrica de diamantes sintéticos en Trujillo, promovido por la compañía Diamond Foundry Europe SL, que ha conseguido del Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva (FAIIP), promovido por el Ministerio de Industria y gestionado por la empresa pública Sepides, una financiación de 120 millones de euros.

El director general de Benbros Energy, que promueve la fábrica en Trujillo, Francisco Ruiz, ha adelantado que se están “dando pasos importantes en la línea correcta” para la consecución de este proyecto que supondría una inversión total de 700 millones de eros y 350 empleos directos. De hecho, se espera que a principios de año se comience con el movimiento de tierras en la parcela industrial donde se ubicará la fábrica.

“Extremadura es un emplazamiento ideal porque la industria que traemos necesita mucha energía renovable y en la región hay una producción grande que puede dar servicio a la necesidad de la fábrica”, ha valorado Ruiz, que también ha destacado el suelo industrial que oferta la región y la posibilidad de acceder a ayudas a nivel europeo europeo que facilitan la implementación de los proyectos.

Por su parte, el director ejecutivo de Ingenostrum, empresa que impulsa el CCGreen en Cáceres, Santiago Rodríguez, ha señalado que el planeamiento urbanístico y los trámites “van cumpliendo fechas” y se espera tener los permisos para poder empezar a construir este ecopolígono a finales de 2023.

La inversión completa es de uno 800 millones de euros y se crearían unos 1.400 puestos de trabajo en la construcción de los edificios más lo que generarían los empresas asociadas en desarrollo de tecnología software.

“Elegimos Extremadura porque este modelo de centros de datos descentralizados que se alimentan con energías renovables sostenibles no se pueden llevar a cabo en otras capitales porque no tienen ni el espacio industrial ni las energías renovables para llevarlo a cabo”, ha sostenido Rodríguez.

Cabe recordar que el proyecto de este centro de datos en Cáceres ha finalizado su fase de ingeniería para dar paso a la captación de inversores que contribuyan a la financiación de los 880 millones de euros necesarios para la construcción de las primeras fases del campus data center CCGreen.

Este centro de datos con una tecnología pionera se convertirá en el primero neutro en carbono de toda la Unión Europea y tendrá una capacidad de 70 MW IT, lo que lo posicionará como uno de los data centers más grandes de España.

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que “estas empresas han venido a Extremadura porque creen que les va a ir bien”, y ha añadido que la región va a ser la primera en liderar la revolución verde.

“No deja de ser paradigmático que la región que se quedó sin revolución industrial sea la primera después de años, en liderar la revolución verde”, ha recalcado el jefe del Ejecutivo regional, que ha aplaudido que Extremadura “haya conseguido cerrar el círculo de las renovables, es decir, que todo el valor añadido se queda aquí”.

Asimismo, ha asegurado que “esto va de un profundo cambio de raíz y que se está produciendo en esta tierra desde el punto de vista de la revolución verde”. “Extremadura va a ser una región de inmigrantes donde va a subir de manera clara nuestra tasa de empleo y nuestro PIB”, ha concluido.

La presidenta de la Fundación Caja-Extremadura, Pilar García Ceballos-Zúñiga, ha señalado que el objetivo de estas jornadas, a las que han asistido un centenar de personas, es “dar visibilidad a los proyectos que interesan a la región y que de alguna manera van a suponer un antes y un después para Extremadura por lo que suponen respecto a innovación y creación de empleo”.


- Te recomendamos -