Inicio cáceres El Ayuntamiento de Cáceres realizará un inventario de daños en espacios públicos...

El Ayuntamiento de Cáceres realizará un inventario de daños en espacios públicos y privados provocados por las lluvias

Luis Salaya pide a la Junta de Extremadura que incluya a la ciudad en la línea de ayudas por las inundaciones

CÁCERES, 15 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha anunciado este jueves que los servicios técnicos municipales realizarán un inventario de todos los daños provocados estos días por las lluvias, tanto en edificios públicos como en viviendas privadas, donde ha habido “varios casos graves”, así como en las huertas de la Ribera del Marco, parques, calles y carreteras, donde han surgido socavones importantes.

La intención es que se atiendan “de la mejor forma posible y a la mayor brevedad” todos los daños provocados por la tormenta Efraín. Además, Salaya ha pedido a la Junta de Extremadura que incluya a la ciudad como beneficiaria de las ayudas que se van a ofrecer a los municipios extremeños afectados por las inundaciones de esta semana.

“Aunque en menor medida, Cáceres también ha sufrido estas lluvias de forma intensa y se debe tener en cuenta en lo que haga la Junta de Extremadura respecto a esos daños”, ha subrayado.

El anuncio lo ha realizado el regidor en el Pleno municipal ordinario del mes de diciembre cuando al concluir los puntos del orden del día ha tomado la palabra para explicar las actuaciones realizadas estos días en la ciudad para paliar los daños provocados por las persistentes lluvias.

Salaya ha explicado que las lluvias han obligado a aliviar agua del embalse de Guadiloba para mantenerlo en el 85% de su capacidad como medida de seguridad. Tres compuertas laterales estuvieron unas quince horas desembalsando agua y este jueves se volverá a abrir una de ellas para mantener esa cota, ya que el pantano sigue cogiendo agua de las correntías de los arroyos.

En su intervención, ha señalado que, más allá de los daños obvios, “la cosa ha ido razonablemente bien” porque se había realizado un trabajo previo de limpieza de tragantes y de la Ribera del Marco unos días antes, lo que ha permitido afrontar las inundaciones con una previsión, y que solo se inundaran las zonas próximas al río.

Se ha decidido ya abrir los parques perimetrados, incluido el Parque del Príncipe, donde un árbol de grandes dimensiones se ha venido abajo. Se han revisado todos los árboles y se ha decidido abrir estos espacios, también el Paseo de Cánovas, donde se había restringido el acceso a la bandeja central. También se han abierto ya las dependencias municipales como las casas de cultura, polideportivos y centros de mayores.

Salaya ha puntualizado que el cierre de estas dependencias municipales se decreta para evitar desplazamientos de la población pero también para poder gestionar mejor los medios materiales y humanos y poder disponer de ellos en otras labores de urgencias.

Con este panorama, el comité de seguridad compuesto por Policía Local, bomberos y asociaciones como Cruz Roja, DYA y ARA, además de varios concejales del Gobierno municipal con el alcalde a la cabeza, se mantendrá unas horas más como prevención y después quedará disuelto.

LIMPIEZA DE CHARCA DEL MARCO Y PLAZA DE TOROS

Precisamente, en el apartado de intervenciones ciudadanas ha tomado la palabra un representante de la asociación Amigos de la Ribera del Marco que ha pedido que se limpie la charca del Marco para “sacar del olvido” a este paraje que se encuentra en una situación “lamentable”, ha dicho Pedro Moreno.

Salaya ha anunciado que la Junta de Gobierno va a aprobar la petición de un informe técnico a una empresa especializada para determinar cómo hay que limpiar la charca con el objetivo de que esa actuación afecte lo menos posible a la fauna y la flora de este espacio, y para prevenir el exceso de reproducción de las plantas.

También en ruegos y preguntas, el concejal del PP Pedro Muriel se ha interesado por el estado de la plaza de toros que está siendo sometida a una obra de reforma integral de la cubierta, por lo que toda la estructura estaba al descubierto cuando han llegado las lluvias.

Muriel ha pedido que se realice un informe técnico sobre la situación de las obras de la plaza de toros y sobre las afecciones que ha podido sufrir el coso cacereño con las lluvias, al tiempo que se ha interesado por las medidas que se tomarán para resolver los daños que se hayan podido causar.

El alcalde ha contestado que se atenderá cualquier afección de la plaza de toros durante las últimas lluvias, pero ha recordado que la situación del edificio ya no era la adecuada porque “durante años” la cubierta ha estado en malas condiciones y ha provocado filtraciones en los muros. “Haremos lo que sea necesario para mantener un Bien de Interés Cultural”, ha zanjado Salaya.


- Te recomendamos -